jueves, 31 de marzo de 2011

El oído es uno de los orgános mas sensibles que tenemos. Son muchos los cuidados que debes tener, ya que es un tanto delicado. te vamos a contar cuáles son las enfermedades del oído, al menos, las que debes tener en cuenta para cuidártelo.
Hay veces que tratamos mal a nuestros oídos, sin saberlo. El oído es uno de los organos más pequeños que tenemos, pero eso no le resta importancia, más bien al revés, ya que se trata de un organo que nos aporta muchos beneficios a nuestra vida diaria. El motivo es bien sencillo: el oído es el responsable de la parte auditiva, como bien sabéis. Es decir, gracias al oído podemos escuchar.
Para cuidar el oído es recomendable conocer las enfermedades que se pueden asociar con él, para así prevenirlas siempre y cuando se pueda. Si tenemos en cuenta la parte del oído externo, la principal enfermedad que podemos padecer es la Otitis externa. Es decir, la inflamación del oído. En general, la otitis (sea externa o interna) es la enfermedad más común que se puede padecer. En el oído interno destaca la enfermedad de Ménièr, una enfermedad desconocida que se caracteriza por los mareos y por el vértigo, que por cierto, son dos de las enfermedades más características del oído. El motivo es que el oído es el órgano que nos aporta equilibrio, por lo que cualquier deficiencia nos puede acarrear estos vértigos que os cuento.
En general, las enfermedades del oído podemos resumirlas en las siguientes: dolor de oído, otitis, Ménièr, mareos, pérdida de la audición (que en casos extremos puede ocasionar sordera), tapones de cera, vértigo y zumbidos.
Es significativo hablar de los tapones de cera, de los que tanto se quejan las enfermeras (y los enfermeros, por supuesto). Por un lado nos dicen que no nos metamos los bastoncillos, ya que potenciamos que se haga el tapón, pero por otro, tenemos que limpiarnos, lógicamente, para estar aseados. Además, no se debe eliminar la cera por completo, ya que es necesaria para evitar que se introduzcan sustancias en el oído.

Tipos de enfermedades:
Enfermedades como la Otitis Media y la Otitis Media Supurativa pueden producir problemas de audición, y otras enfermedades como la Otosclerosis y el síndrome de Usher suelen tener como resultado alteraciones de audición. La audición también puede verse afectada por el Tinnitus, la enfermedad de Ménière, y los tumores o los traumas acústicos.

Aunque las causas más comunes de pérdida de audición o hipoacusia son el ruido excesivo y la edad, que en ambos casos dan lugar a la muerte o daño de las células pilosas del oído interno, muchas personas también sufren alteraciones de audición causadas por las enfermedades anteriormente mencionadas.

jueves, 17 de marzo de 2011

Hola a todos ,este pequeño bloogger ,que surgio gracias a un trabajo de artes musicales.
esperando que les sirva de apoyo les mostramos nuestro trabajo